50 sombras de Grey

grey_5914_645x

Bien bien, mis queridas. Se preguntarán si es que estoy enojada. No, no, no. ¿Saben, ilustrísimas que por cada minuto de ira se pierde un minuto de vida? Si no lo sabían, ahora lo saben. ¡Han aprendido algo nuevo! Muy bien.

Es divino que no se enojen porque la confesión que me apresto a dejar sentada con tinta proveniente de mi sangre es fuerte. Les quiero contar el porqué fue arrojado al mundo «50 Gordas de Grey«, un 3 de mayo de 2013, ¡hoy!, si, hoy mis queridas.

Después de ver divinísimos blogs todos rosaditos, ni se imaginan cuantos ví, tantos como cincuenta (sin cuenta, si es que entienden este acertijo), me dije que no podía ser que yo, (si, yo), una intelectual como ya saben todas ustedes, una eximia intelectual, debía de tener mi «reseñero«.

Y ¡acá está! No se ofendan. Ya las leo, que las estoy subestimando, que ustedes no tienen la culpa de no haber nacido inteligentes… nada más lejos de la realidad, mis queridas.

Estamos acá para pasarla bien, para reirnos, si se enojaron, sepan que tienen ¡menos tiempo de vida!

Bueno, luego de estas entrañables máximas, sería vano hablar de «50 Gordas de Grey» si no citamos a E.L. James y a 50 sombras. ¡No entenderían nada! (No te enojes, vas a morir antes… mirá que te avisé).

A ver: 50 sombras es como el día en que Dios creó al mundo, es como si leyeras la primera línea de la Santa Biblia. Sí, adorada. Vas a leer (si ya leíste el ilustrísimo pots anterior, publicado en este lugar una décima de nano segundo antes), vas a leer todas las aventuras, no perdón, todas las desventuras de la pobre de Anastasia, que es una mojigata, que es una chica buena, ah, ¿por qué es buena? ¡Porque trabaja  y estudia y no mató a nadie!

Ahora… E.L. James es una terraja. O una «porno-writter«. O una redactora escolar que decidió en la vejez publicar sus… inmundas fantasías.

Se ve que la mamá de E.L. James no la dejaba decir «pene», «coger», «acabar». Y esas palabras se le metieron tanto en el cerebro, que 50 sombras de Grey se podría reducir a mencionar , no , a cantar, (y saltá mientras lo hagas, así vivís más), «pene-vagina-coger-acabar«, cantalo con ritmo, ponele onda, que E.L.James se hizo multimillonaria.

Bueno, ah, tenía que hacer una reseña. La reseña es p.v.c.a. , bueno, me dicen que eso es muy poco. Así que te voy a contar un poco más.

El archi traumado de Grey, (porque es ¡adoptado! e hijo de una meretriz drogadicta), fue iniciado en las «artes amatorias» por una mujer …¡vieja!

Y la pobre debía de padecer algún retardo mental, porque ¡le encantaba pegarle al pobre imberbe quinceañero!. Una mujer muy pero muy pero muy mala. Seguramente su padre la habrá violado, eso no lo sabemos.

Así que Grey quedó más traumado que antes, al haberse iniciado de tal modo, que él..¡también se volvió MALO! Bueno, tenemos mucho tiempo para seguir hablando de esta maravillosa obra de arte.

Por ahora quedate con esto, ya sabés, no te ofendas si sos de las que es tu libro favorito. Es humor, vas a vivir menos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s