Las Valkirias de Nepomucena

valquiria

Ya lo dijimos en el post anterior; la ironía no es un fenómeno pasible de ser captado por las masas. Ergo,la ironía es tomada en sentido literal y provoca en ciertas señoras que escriben la exigua novela romántica y en sus seguidoras, horrendos sentimientos de vilipendio, ofensa, maltrato, abuso y  bulliyng literario (ohlalá hemos definido un nuevo concepto).  Esto sucede por la nula capacidad de abstracción que tienen las unas y las otras; lo básico de su prosa es a lo básico de sus capacidades, y la de abstracción, faltó con aviso.

Pero también hay otros temitas que justifican el vilipendio, ofensa, maltrato, abuso y bulliyng literario. Por un lado están poseídas no por el demonio sino por un absoluto desconocimiento del significado de una crítica.  Pero tampoco esa es la verdad cruda y dura.

Lo cierto es que ciertas señoras que escriben la exigua novela romántica se toman mal la crítica escudándose bajo una paupérrima victimización caratulada como “falta de solidaridad” o “mala leche”(no, no es lo que están pensando, eso lo sabrá el feliz homoerótucus poseedor de… de…la crema Hinds Rosada, el mismo vigoréxico que protagoniza esas horrorosas novelas).

Nos acusan de villanos críticos,  de crápulas, de «Jack el Destripador» y nada les causaría mayor placer que degollarnos con sus espadas virtuales. Pero nada es casual en esta vida. Todo tiene un porqué. Ellas se saben malas. Nefastas. Horribles. Así de simple.

… Firmado esto con mi propia sangre y puesto en sobre lacrado “Esto es una ironía”, prosigo:

Por eso ciertas señoras que escriben la exigua novela romántica necesitan del aplauso ajeno, como también de un coro de párvulas que les afirme la paupérrima autoestima para poder sobrevivir en este mundo, cuya sagrada misión es ir cantando: “¡Viva Nepomucena eres brishante!”, “¡Viva Nepomucena eres genial!”.

He elegido el honorable nombre de Nepomucena para que ninguna de las señoras que escribe la exigua novela romántica se de por aludida.  Bue…en realidad no es preciso nombrarlas porque ellas saben quienes son y  sienten alguna vergüencilla…

Y eso de estar convocando grupos de fans…. eso es asunto grave. Un psicólogo diagnosticaría un trastorno de «Adolescencia Tardía«, lo cierto es que por ahí andan haciendo papelones y eso no resiste el menor argumento.

Y menos aún cuando se denominan “Las Valkirias de Nepomucena”, (nuevamente  un nombre genérico para que ninguna de las señoras que escribe la exigua novela romántica se de por aludida), ahí la cosa ya es grave, los laboratorios ACME quizá las secuestren para hacer el papel de «Pinky» en sus experimentos de laboratorio.

Evatest una raya, un simple…(fill in the blanks). (No, tonta, nadie te está acusando de querer conquistar al vigoréxico Josecito y de que te hayas embarazado para tan sagrado fin, no hablamos de eso.)

Luego de haber sentado en actas tan eximias declaraciones convocamos a elecciones para los cargos de “Presidente”, “Se(x)cretario” y “Tesorero” para constituir la Agrupación “Las Valkirias de Nepomucena”.

Amén.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s