Literatura de bolsillo

Todas_las_mujeres_alteradas-MAITENA-9788426415905

a) Descripción de una habitación detallando el mobiliario (madera tal, color cual), mencionando todos y cada uno de los objetos que se divisan describiendo su estilo, textura, color. Es entonces que siento que estoy leyendo una revista de decoración de interiores.
b) Los protagonistas van a cenar: El «camarero» presenta la carta, él pide «escalopes a la parmesana», ella pide «ensalada Elefante»… Es entonces que siento que estoy leyendo una revista de gastronomía.
c) El protagonista tras una noche de amor y afines se levanta antes que la protagonista porque la ve tan tierna que decide dejarla dormir y se va a la cocina en silencio, y prepara «bacon», «huevos revueltos». Figurita Repetida.
d) El sexo explícito y reiterativo.
e) Palabras como «Cariño», «Mi cielo», etc. Empalaga dulce de leche y no me suena natural.
f) La ausencia del suspenso.
g) Él: «apuesto hasta el infarto», (espalda trapecio, tatuaje uno o varios, cuerpo esculpido…) ella: «Labios carnosos, ojos enormes celestes/grises/verdes, ni un gramo de más.
h) Sexo en el ascensor: Ya lo vi con Glenn Close y Michael Douglas. Menos es más.
i) Sexo en el escritorio del jefe: Ya lo vi, ya lo leí.
j) Tanta lencería cara destrozada! («Douglas no pudo esperar ni un minuto más: tiró de mi tanga/bombacha/etc. y la rasgó por completo.
k) Ella sin bombacha, tanga, braga pero con ropa. (Me pregunto cómo no se funden los vendedores de protectores diarios «Carefree»)
l) Todo lo que tenga que ver con almas gemelas, vidas pasadas, y afines.
ll) Abuso del pretérito imperfecto en el narrador.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s